Pediculosis (Ladillas)

Es una infección del vello púbico causada por unos parásitos.

¿Qué es la pediculosis?

La pediculosis púbica, comúnmente conocida como ladillas, es una infección del vello púbico causada por los parásitos Pthirus pubis. Estos parásitos también pueden afectar a distintas partes del cuerpo y al cuero cabelludo. En el caso de la pediculosis púbica se transmiten por contacto sexual.

Ladillas es la forma vulgar de llamar a la pediculosis púbica, una infección del vello púbico causada por un piojo o parásito que se transmite por contacto sexual.

toallas pediculosis

¿Cómo se transmite?

La pediculosis del vello púbico es una enfermedad de transmisión sexual. Se contagia durante el contacto prolongado del vello púbico en las relaciones sexuales.

Los parásitos no sobreviven más de 24 horas fuera del cuerpo por lo que es difícil contagiarse por el intercambio de ropa o toallas. No obstante, se recomienda lavar todos los tejidos íntimos para evitar que el piojo pueda sobrevivir e infectar de nuevo.

La pediculosis púbica se transmite por el contacto del vello púbico durante las relaciones sexuales. Aunque el parásito no sobrevive mucho tiempo fuera del cuerpo humano, como medida de prevención, es importante que lavemos rápidamente nuestra ropa íntima, toallas o sábanas para frenar la vida del piojo lo antes posible.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma más característico de la pediculosis es el prurito intenso (irritación muy molesta que suele provocar lesiones en la piel por el rascado). Esta irritación se produce en la zona del vello púbico y proximidades (abdomen, muslos y tórax). A veces, si la infección es muy extensa puede afectar a las cejas y el cuero cabelludo.

Además, también provoca heridas parecidas a la urticaria (manchas intensas y ronchas producidas por los picotazos del parásito sobre la piel).

Los principales síntomas son irritación y picor del pubis (que a veces se extiende a otras partes del cuerpo como muslos, tórax o abdomen). También aparecen manchas y ronchas sobre la zona infectada producidas por el ataque del parásito.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de la infección púbica por pediculosis se realiza en función de la dermatitis producida en la piel (las lesiones mencionadas anteriormente). Un médico deberá valorar las heridas para suministrar el posterior tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento?

Las personas infestadas deben recibir tratamiento y seguimiento posterior para detectar posibles recaídas.

Hay que tratar al parásito cuando esté activo, nunca como medida de prevención.

En la pediculosis púbica son eficaces los preparados de lindano y malatión, que deberán de aplicarse vía tópica (sobre la piel) y dejar actuar 12 horas como mínimo. También se aplica bencilbenzoato, que debe dejarse actuar durante 24 horas antes de enjuagar. Si fuera necesario, estas lociones se aplicarán también en los muslos, las axilas, el tronco y la cabeza (incluidas las cejas).

La aplicación se realiza con guantes de látex sobre el vello seco pues, si estuviera húmedo sería más probable que no permeara bien. Una vez haya permanecido sobre la parte afectada el tiempo indicado, se enjuagará la zona con agua. El parásito debería desaparecer a las 24 horas.

Las parejas sexuales deben recibir tratamiento simultáneo.

La pediculosis púbica se trata con lociones tópicas (de aplicación directa sobre la piel) durante 12 y hasta 24 horas. Tras el periodo de actuación se enjuagará la zona con agua. Es necesario hacer un seguimiento posterior con el médico para evitar posibles recaídas. Las parejas sexuales también deben aplicarse el producto.

¿Cuáles son las consecuencias?

Con relativa frecuencia, la pediculosis púbica puede producir heridas susceptibles de producir otras infecciones bacterianas secundarias.

¿Cómo prevenirla?

La educación de la población, la información y la prevención es la mejor barrera.

Las personas infestadas deben recibir tratamiento precoz y seguimiento posterior para detectar posibles recaídas.

Además, se recomienda lavar ropa íntima y toallas.
Se debe informar a las parejas sexuales para que también realicen el tratamiento.

Pide aquí tu cita

Si lo deseas, puedes escribirnos indicando el motivo de tu cita y te llamamos nosotros. De esta forma te derivaremos al especialista más adecuado.

Si lo prefieres, llámanos ahora.

913 11 10 00

Lunes a Viernes 8 a 20H – Sábados 9 a 15H

En Clínica Isadora reconocemos los principales seguros médicos. Infórmate también de nuestros acuerdos con la Seguridad Social

Otros servicios médicos de Clínica Isadora.

Servicios médicos y quirúrgicos avanzados con una orientación multidisciplinar.

Interrupción del embarazo.

Tienes derecho. Hazlo de forma legal, segura y experimentada. Tenemos más de 30 años de experiencia y somos el único Hospital acreditado por la Comunidad de Madrid.

Ginecología y Obstetricia.

Un avanzado equipo de expertos especializados tanto en la prevención como en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades ginecológicas. Un equipo que piensa en tí.

Cirugía especializada.

Nuestras hospital cuenta con un equipo de cirujanos especialistas con una dilatada experiencia en cirugía general, cirugía estética, cirugía íntima y cirugía de reconstrucción.

Urología.

En Clínica Isadora contamos con una amplio abanico de servicios que van desde la psicología, urología, sexología y planificación familiar y tratamiento de enfermedades de TS.

Con la confianza de organismos sanitarios públicos.