Virus del Papiloma Humano (VPH)

El VPH es una infección del aparato reproductor que se trasmite por contacto sexual.
Infórmate sobre esta enfermedad sexual aquí

¿Qué es el Virus del Papiloma Humano?

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una infección vírica del aparato reproductor originada por la transmisión mediante contacto sexual de alguno de los más de 100 tipos de VPH identificados.

Al menos 13 de todos estos tipos, son considerados de alto riesgo cancerígeno.

El VPH es una infección del aparato reproductor que se trasmite por contacto sexual. Algunas de sus variantes pueden llegar a provocar cáncer.

Tipos de VPH

La gran mayoría de tipos de VPH no causa ningún problema y el cuerpo los elimina varios meses después del contagio. Según la OMS, el 90% desaparecen al cabo de dos años.

La variedad de tipos llamados 6 y 11 pueden producir verrugas genitales, muy contagiosas y frecuentes pero sin riesgo de cáncer.

Existe un porcentaje de alto riesgo cancerígeno. Son los tipos 16 y 18, causantes del 70% de lesiones precancerosas que, si no se detectan a tiempo, pueden evolucionar en cáncer de cuello de útero.

La gran mayoría de tipos de VPH desaparecen a los dos años. Pueden provocar verrugas genitales contagiosas. Existe la posibilidad de contraer cáncer si no se detecta a tiempo.

¿Cómo se transmite?

El VPH se transmite por contacto sexual entre mujeres y hombres. No es necesaria la penetración, el simple contacto directo en la zona genital ya es motivo de contagio.

La mayoría de las personas lo contrae después de iniciar su vida sexual y muchos hombres y mujeres se contagiarán en algún momento de su vida a veces sin saberlo.

No es necesaria penetración para el contagio. Muchas personas se podrán contagiar sin saberlo, una vez comience la vida sexual.

¿Cuáles son los síntomas?

La mayoría de los virus son asintomáticos y solo se detectan en las citologías rutinarias. En el caso de los tipos 6 y 11, suelen aparecer verrugas genitales sin riesgo cancerígeno. Algunas veces esta tipología puede producir una enfermedad raramente mortal que provoca la aparición de tumores en las vías respiratorias.

Los síntomas del cáncer de cuello de útero se dan cuando la enfermedad está avanzada y si no se han tomado medidas preventivas con anterioridad.

El VPH no produce ningún síntoma salvo las variedades 6 y 11 del virus, que provocan verrugas genitales y en ocasiones tumores benignos. Debido a la falta de síntomas es necesario hacerse citologías rutinarias para su detección.

¿Cómo se diagnostica?

Las pruebas de diagnóstico del VPH se realizan en la consulta del ginecólogo mediante:

  • Citología convencional (prueba de Papanicolaou) y citología en base líquida.
  • Inspección visual tras la aplicación de ácido acético.
  • Pruebas de detección de tipos de VPH de alto riesgo.

¿Cuál es el tratamiento?

No existe tratamiento para el VPH. Aquellas mujeres a las que detecten células precancerosas podrán ser tratadas con diversas técnicas quirúrgicas según la gravedad y la tipología. Si se descubre a tiempo, el pronóstico de curación es bueno.

¿Cómo prevenirlo?

Para una prevención de lesiones cancerosas es recomendable realizar citologías cada 3-5 años.

Existen dos vacunas que son seguras y altamente eficaces y sirven para prevenir ciertos tipos de VPH como el 16 y 18 o el 6 y 11. Se recomienda suministrarlas antes del inicio de la vida sexual, es decir, antes de la exposición al VPH.

Las vacunas no sirven como tratamiento y tampoco eliminan o sustituyen las pruebas de detección del cáncer de cuello de útero.

La educación y sensibilización para la prevención es fundamental.

Existen vacunas contra los virus 16,18, 6 y 11 pero es necesario suministrarlas antes del inicio de la vida sexual para que sean efectivas Para prevenir el cáncer es necesario realizar citologías cada 3-5 años.

¿Cuándo puede provocar cáncer?

Cuando las infecciones producidas por las variantes 16 y 18 del virus son persistentes (no desaparecen con el tiempo) pueden producir lesiones precancerosas.

Si estas células malignas no se detectan a tiempo lo normal es que evolucionen en cáncer de cuello de útero. También existen casos de cáncer de ano, vulva, vagina y pene.

El cáncer tarda unos 15 años en evolucionar desde el contagio, a no ser que el sistema inmunológico esté debilitado por otras enfermedades como el VIH.

Se recomienda que todas las mujeres en edades comprendidas entre los 30 y los 49 años se sometan a una prueba de detección al menos una vez en la vida o incluso con más frecuencia con el fin de prevenir la aparición de la enfermedad.

Las variedades 16 y 18 del virus pueden ser muy persistentes y provocar células cancerígenas. Es necesario someterse a revisiones ginecológicas para evitar que estas células produzcan cáncer de cuello de útero, vulva, vagina, ano o pene.

¿Cuáles son las consecuencias?

 

El cáncer de cuello de útero es la consecuencia por causa de VPH más frecuente en la mujer.

Según la Organización Mundial de la Salud en 2012 hubo 530.000 nuevos casos, lo que representa el 7,5% de la mortalidad femenina por cáncer. De las aproximadamente 270.000 defunciones que se registran cada año, más del 85% se producen en los países en desarrollo.

Pide aquí tu cita

Si lo deseas, puedes escribirnos indicando el motivo de tu cita y te llamamos nosotros. De esta forma te derivaremos al especialista más adecuado.

Si lo prefieres, llámanos ahora.

91 311 10 00

Lunes a Viernes 8 a 20H – Sábados 9 a 15H

En Clínica Isadora reconocemos los principales seguros médicos. Infórmate también de nuestros acuerdos con la Seguridad Social

Otros servicios médicos de Clínica Isadora.

Servicios médicos y quirúrgicos avanzados con una orientación multidisciplinar.

Interrupción del embarazo.

Tienes derecho. Hazlo de forma legal, segura y experimentada. Tenemos más de 30 años de experiencia y somos el único Hospital acreditado por la Comunidad de Madrid.

Ginecología y Obstetricia.

Un avanzado equipo de expertos especializados tanto en la prevención como en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades ginecológicas. Un equipo que piensa en tí.

Cirugía especializada.

Nuestras hospital cuenta con un equipo de cirujanos especialistas con una dilatada experiencia en cirugía general, cirugía estética, cirugía íntima y cirugía de reconstrucción.

Urología.

En Clínica Isadora contamos con una amplio abanico de servicios que van desde la psicología, urología, sexología y planificación familiar y tratamiento de enfermedades de TS.

Con la confianza de organismos sanitarios públicos.