Sífilis

Es una enfermedad de transmisión sexual producida por una bacteria que afecta a todo el organismo a través de la sangre.

¿Qué es la sífilis?

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual producida por una bacteria que penetra por la piel y las mucosas y afecta a todo el organismo a través de la sangre. También puede transmitirse de madre a hijo durante el embarazo. Actualmente sí existe cura para la sífilis.

La sífilis es una enfermedad bacteriana curable que se transmite por contacto sexual a través de las mucosas y la sangre. Cuando la madre está infectada puede transmitírsela al feto en el embarazo.

preservativo para evitar sífilis

¿Cómo se transmite?

El principal motivo de transmisión de la sífilis es por contacto sexual, incluidos el sexo vaginal, anal y oral. Como se transmite a través de las mucosas y sangre, también es posible contagiarse por medio de una transfusión de sangre contaminada o durante el embarazo en la gestación del feto.

¿Cuáles son los síntomas?

La sífilis puede llegar a presentar varias fases de gravedad determinadas por el tiempo que la persona haya pasado sin tratarse desde el momento de contagio. Los síntomas pueden variar según la fase en la que se encuentre el paciente.

Al principio, en una primera fase, la enfermedad puede no presentar ningún síntoma o producir inflamación de los ganglios genitales y úlceras (heridas supurantes) en los labios mayores y pene.

A partir de las 6 semanas y hasta los 6 meses empieza una segunda fase donde los síntomas pueden ser más graves: fiebre, dolores musculares, malestar general y ganglios muy inflamados. Además, casi siempre aparecen manchas o granos en el tronco, en las palmas de las manos, en los pies y en la cara; también presenta alopecia generalizada.

Los pacientes deberían tratarse en las dos primeras fases, si no lo hacen, la sífilis terciaria o tercera fase desarrolla lesiones muy graves que pueden aparecer hasta 40 años después de contagiarse. La parálisis general progresiva, trastornos psiquiátricos, afectación de nervios, insuficiencia cardiaca o nódulos inflamatorios que destruyen los tejidos son algunos de los síntomas más comunes.

Los síntomas varían en función de la fase en la que se encuentre la enfermedad. A las pocas semanas de contagio el paciente presenta heridas genitales (úlceras) y ganglios inflamados (aunque también puede no presentar ningún síntoma en esta fase). Si no se somete a ningún tratamiento, seis semanas o seis meses después, pueden aparecer síntomas gripales como fiebre y malestar, manchas y granos en el cuerpo o alopecia. En una tercera fase sin tratamiento, las lesiones ya alcanzan un carácter muy grave afectando al sistema nervioso, circulatorio, muscular y óseo.

¿Cómo se diagnostica?

La sífilis se diagnostica mediante un análisis rápido realizado por profesionales en un entorno hospitalario pero no necesariamente en un laboratorio. Los resultados se obtienen tras unos minutos lo cual supone una excelente medida para frenar lo antes posible la propagación de la bacteria al organismo.

Las madres embarazadas con riesgo de padecer la enfermedad deberían hacerse la prueba para evitar frenar la transmisión al recién nacido.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de la sífilis es a base de antibióticos. Si se encuentra en la primera fase lo normal es tomar una única dosis aunque se pueden aconsejar más si el paciente está en una fase más avanzada. A las 24 horas de la ingesta la bacteria suele desaparecer pero el antibiótico puede producir efectos secundarios como fiebre o cefaleas. En las madres embarazadas el feto podría sufrir consecuencias.

Se recomienda informar a todas las parejas sexuales de la persona infectada de los últimos dos años para que también efectúen el tratamiento.

Con una única dosis de antibiótico la sífilis puede desaparecer en 24 horas. Si la enfermedad se encuentra en una fase avanzada pueden ser necesarias más dosis.

¿Cuáles son las consecuencias?

La sífilis puede multiplicar el riesgo de contraer el VIH además de desembocar en enfermedades graves como las señaladas más arriba si no se trata a tiempo (parálisis general, trastornos psiquiátricos, motores o insuficiencia cardiaca)
La sífilis congénita, la adquirida tras la gestación, puede provocar malformaciones o incluso la muerte del bebé.

¿Cómo prevenirla?

Como en todas las enfermedades de transmisión sexual el uso del preservativo, tanto femenino como masculino es la principal barrera de prevención. Es necesario tener en cuenta que la enfermedad se transmite por la piel y mucosas así que en las relaciones sexuales se debe vigilar si existen lesiones en zonas no protegidas por el preservativo.

Como toda enfermedad de transmisión sexual la información es fundamental

El preservativo es la principal barrera para evitar el contagio pero no es totalmente seguro. Pueden existir lesiones en zonas que al contacto por la piel produzcan el contagio. La vigilancia, la comunicación y la elección de una pareja conociendo su historial son fundamentales.

Pide aquí tu cita

Si lo deseas, puedes escribirnos indicando el motivo de tu cita y te llamamos nosotros. De esta forma te derivaremos al especialista más adecuado.

Si lo prefieres, llámanos ahora.

913 11 10 00

Lunes a Viernes 8 a 20H – Sábados 9 a 15H

En Clínica Isadora reconocemos los principales seguros médicos. Infórmate también de nuestros acuerdos con la Seguridad Social

Otros servicios médicos de Clínica Isadora.

Servicios médicos y quirúrgicos avanzados con una orientación multidisciplinar.

Interrupción del embarazo.

Tienes derecho. Hazlo de forma legal, segura y experimentada. Tenemos más de 30 años de experiencia y somos el único Hospital acreditado por la Comunidad de Madrid.

Ginecología y Obstetricia.

Un avanzado equipo de expertos especializados tanto en la prevención como en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades ginecológicas. Un equipo que piensa en tí.

Cirugía especializada.

Nuestras hospital cuenta con un equipo de cirujanos especialistas con una dilatada experiencia en cirugía general, cirugía estética, cirugía íntima y cirugía de reconstrucción.

Urología.

En Clínica Isadora contamos con una amplio abanico de servicios que van desde la psicología, urología, sexología y planificación familiar y tratamiento de enfermedades de TS.

Con la confianza de organismos sanitarios públicos.